Bloques de psicomotricidad para fortalecer el sistema inmunitario del niño

El movimiento tiene como objetivo activar todos los sistemas y funciones corporales. Un cuerpo que no se mueve tiende a la ralentización y al deterioro de todas sus funciones. Los bloques de psicomotricidad permiten una actividad física moderada que mantendrá a los sistemas corporales en óptimas condiciones durante un tiempo más prolongado.

¿Qué es el sistema inmunológico?

El sistema inmunológico es el responsable de analizar y proteger las propias estructuras corporales. Su función es defender al organismo de patógenos externos que pueden dañar o modificar los sistemas corporales.

Numerosos estudios corroboran que un estilo de vida activo acompañado de una correcta alimentación mejora el rendimiento y la eficiencia del sistema inmune. Sin embargo, estos beneficios van a depender en gran medida del tipo y la adaptación de la actividad física.

La actividad física por sí misma no tiene porque ser saludable. Crear entornos de juego seguros donde el niño pueda modificar en función de sus características personales la intensidad del juego, es imprescindible para convertir al movimiento en un elemento de salud. Los bloques crean en los niños el desea de jugar, pero, posteriormente le permite la libertad de crear, construir y moverse a su propio ritmo.

¿Por qué los bloques de psicomotricidad ayudan a mejorar el sistema inmune?

Según los estudios, una actividad física moderada y continuada en el tiempo reduce el riesgo de sufrir infecciones en cualquier etapa de la vida. El juego libre que los set de espuma proporcionan al niño permite que la actividad física no sea exigente, y sobre todo, que el niño pueda regular la intensidad su propio juego.

Los beneficios de la actividad física moderada son claros:

  • La liberación de determinados neurotrasmisores que favorecen los estados de ánimo positivos como la serotonina, bloquea la segregación de hormonas como el cortisol que aumentan el estrés e impiden la liberación de citocinas anti inflamatorias.
  • La práctica regular y moderada de actividad física ayuda a mantener limpias las vías respiratorias, ayudando a expulsar elementos patógenos.
  • El ejercicio moderado provoca cambios en la estructura, y la cantidad de los leucocitos o glóbulos blancos. La actividad física vuelve más eficaz el impulso sináptico pudiendo combatir de forma más rápida y eficiente cualquier enfermedad.

Recomendaciones al jugar con bloques de psicomotricidad

Existen espacios como escuelas infantiles, centros de terapia infantil, ludotecas o salas de psicomotricidad o estimulación temprana que cuentan con unos profesionales cualificados para la creación de múltiples entornos de juego con bloques. Conocen que entornos deben crear en función de las necesidades neuromotoras de cada niño.

Sin embargo, si desconoces como usar los bloques de espuma, solo debes tener un principio claro.

Cuanto más variedad motriz permita el espacio de juego mejor”

Superficies amplias, planas e iluminadas:

Los materiales de psicomotricidad de espuma son un material blando y seguro. Sin embargo, esto no servirá de nada si el entorno en el que los situamos no garantiza la seguridad. Un suelo plano y antideslizante es la mejor superficie para colocar los bloques de desarrollo infantil. Una sala amplia permite aumentar el tamaño y la cantidad de los bloques permitiendo durante el juego un mayor número de patrones motores. Por último, una correcta iluminación, despertará en el niño las ansias y el desea de jugar.

Regla de 1,5 m:

Caerse es algo natural en el proceso de aprendizaje de cualquier acción motora. Es un riesgo necesario para poder investigar, explorar y aprender. Se podría decir que es vuelo que el niño se caiga, porque esta caída dará información al cerebro para aprender. Por lo tanto, se debe crear el entorno adecuado para evitar que las caídas puedan acabar en lesiones o golpes graves. Siguiendo la regla del 1,5 m podemos evitar muchos problemas. Todas los elementos rígidos que estén por debajo de un metro y medio de altura, se debe un principio eliminar del área de juego. Si no es posible eliminarlos, se deben buscar protectores de espuma que eliminen el riego de golpes en la cabeza.

¡Todos los días!: No nos cansaremos de decirlo. El niño tiene que jugar todos los días. Es un elemento vitar en su desarrollo y por lo tanto, es una actividad imprescindible. La variedad de los bloques de psicomotricidad, permite que el niño sea capaz de crear cientos de juegos nuevos. Aunque el entorno sea siempre el mismo, él podrá modificarlos para crear cientos de mundos nuevos en los que jugar.

Eres su principal bloque: Hay algo que gusta más a los niños que jugar con los bloques psicomotricidad, y es, jugar con los bloques de psicomotricidad con sus padres. No olvides que tu eres el principal bloque en la salud emocional y física del niño. Nosotros te ayudamos a crear espacios divertidos, seguros y confortables para que el niño juego sin supervisión. Sin embargo, el adulto es la pieza clave para crear un vínculo a través del juego con el niño y conseguir llenar cualquier espacio de juego de cariño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba