Calmar las rabietas

El cerebro de un bebé recién nacido es una gran obra por construir. La médula espinal y el troco cerebral son las partes más desarrolladas en el momento del parto. Sin embargo, todas las zonas encargadas de la gestión emocional(sistema límbico, corteza cerebral, etc) son bastante inmaduras. Las rabietas no son más que la respuesta visceral de la parte más primitiva del cerebro, y por eso, son tan difíciles de calmar.

El cerebro primitivo o inferior es el encargado de la supervivencia, por eso, es tan importante que este desarrollado en el momento del nacimiento. Durante los tres primeros años de vida el cerebro inferior tomará el control en las mayaría de acciones que el bebé realice en su día a día. Sin embargo, gran parte del cerebro, aquella que nos hace humanos, esta todavía sin desarrollar. Es la interacción con el entorno lo que va a permitir al recién nacido desarrollar todo su cerebro superior.

Movimiento elemento de interacción

Aunque muchas personas aun siguen pensando que el cuerpo y el cerebro son dos entes distintos sin ningún tipo de relación. Los neurocientíficos tiene claro desde hace tiempo que son elementos que dependen irremediablemente el uno del otro.

«Visita nuestro canal»

El movimiento es el elemento a través del cual el cerebro se desarrolla. Desde el mismo momento del nacimiento los reflejos motores o el tono muscular están haciendo que el bebé se relacione con su entorno. Desde el primer mes ya podemos ver que el niño levanta la cabeza, pero antes incluso mueve las extremidades y toda su musculatura es capaz de generar tensión aunque no provoque movimiento.

El movimiento es el vehículo que el niño utiliza para tocar, desplazarse, agarrar, etc. Todas estas acciones necesitan de planificación, por lo tanto, todas están desarrollando de forma lenta pero decidida todo el cerebro superior del niño.

Planificar como agarrar un sonajero, como llegar a su juguete favorito requiere de la construcción de nuevo cableado nervioso que a través del ensayo y el error permitan desarrollar la parte lógica del cerebro.

El juego un elemento de planificación

El juego es el mayor grado de investigación en el bebé. Su cerebro esta planificando y aplicando la lógica para utilizar una rampa o una escalera en los bloques de espuma en función de lo que desee conseguir. Planifica y aplica la lógica para conseguir pasar de un lado al otro de la media luna Pikler sin caerse.

El juego no es solo un elemento integrador de todas las partes del sistema nervioso. Sino que representa una oportunidad constante para aplicar la lógica, para interactuar con los demás, para gestionar las emociones de conseguir o no un objetivo durante el proceso del juego.

Por lo tanto, la mejor manera de conseguir calmar el cerebro inferior y permitir que la parte lógica del cerebro tome el control es el desarrollo del cerebro superior. Lógicamente el desarrollo nervioso de la parte superior del cerebro tiene sus propios ritmos bilógicos, pero, el juego, el movimiento y la actividad física de los 0 a los 3 años es sin duda la mejor herramienta para acelerar el desarrollo de la parte lógica del cerebro para evitar las rabietas contantes que provoca la parte más primitiva del cerebro del bebé.

2 comentarios en “Calmar las rabietas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba